Esmaltado de Azulejo

  • Se empapelan las superficies que no serán esmaltadas.
  • Se lavan previamente los azulejos hasta remover cualquier tipo de suciedad y dejarlos totalmente desengrasados.
  • Se lijan a mano todos los azulejos a esmaltar.
  • Se aplican cuatro capas de sellador adherente de alto poder cubritivo.
  • Se cubren las juntas de azulejos, lo que evita la acumulación de suciedad y bacterias.
  • Se logra de esta forma una capa de enlace de alto desempeño.
  • Finalmente se aplican con soplete que emite calor, varias capas de resinas importadas de alta calidad, logrando el color deseado y un perfecto acabado.